Tener o no tener un blog

Tener o no tener un blog: He ahí el dilema de los emprendedores del bienestar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

La semana pasada me fuí a tomar un cafecito con una buena amiga mía que es psicóloga.

Celebrábamos el lanzamiento de su página web y que su consulta se encuentra ya disponible en el ciberespacio.

Ella está contentísima con su web, que no es por nada, pero quedó preciosa y que refleja muy bien su marca personal.
De lo que no está muy segura es qué es lo que sigue ahora.

No tiene una estrategia definida para promoverla y por eso me ha pedido un par de consejitos.

Ahí estábamos cuando, entre cruasán y Latte Macchiato, me lanza una de la preguntas más comunes de los emprendedores o PYMES que recién llegan al universo web:

“¿Ari, tú crees que debería tener un blog o es ya suficiente con una página web?”

“Una web debe bastar para mí. La verdad es que no soy Ikea ni Zara. No tengo sus medios y siento que no necesito estar presente todo el tiempo. ¿Tú qué opinas? “

Muchos profesionales y pequeños negocios creen que tener un blog es algo que solo es aplicable a las grandes empresas.

En realidad, no hay razón para que tu negocio de bienestar o desarrollo personal no goce de las mismas ventajas que las grandes marcas.

A continuación te cuento cúales son los principales beneficios que te aporta un blog desde mi punto de vista:

1. Creas una comunidad e interacción con tu audiencia

Esta es para mí la razón número uno. Un blog te abre un canal de comunicación con tu audiencia que estará siempre abierto, los 365 días del año.

Te permite estar presente, cercano y accesible a través de un medio electrónico que  muchos tachan aún de impersonal.

“Para que tus usuarios te compren, primero tienes que conseguir que te quieran” esa es la premisa de Mäider Tomasena y personalmente coincido totalmente con ella.

Hacemos negocios con personas y marcas en las que confiamos y que sintonizan con nuestros valores.

Si tu público no te conoce, ¿Cómo van a comprarte?

En un blog tienes muchas oportunidades de interactuar con tus contenidos.

Un post te da la ocasión perfecta también para compartir información con ellos en las redes o para enviarles un email de cuando en cuando.

Además, tu audiencia te dejará comentarios que son una fuente de información valiosísima para conocer más a tus potenciales clientes y sus necesidades.

2. Generas tráfico a la web

A diferencia de lo que compartas en redes sociales, el contenido de tu blog siempre estará alojado en tu web.

Eso significa que independientemente de dónde lo compartas, el usuario invariablemente llegará a leer el post ahí.

¿Que por qué es es tan importante que tu potencial cliente llegue a la web ?

Fácil: Pues porque ahí es donde vendes tus servicios.

Si tus contenidos están bien trabajados y ofreces valor real, tienes altas probabilidades que el nuevo navegante termine haciéndose un visitante asiduo.

Y, a diferencia de usar medios publicitarios como Facebook o Google Ads, ese tráfico no te costará nada y estará siempre disponible en el tiempo.

Incluso un sólo post puede proporcionarte visitas mucho tiempo después de haber sido creado, gracias a los motores de búsqueda.

3. Obtienes visibilidad

Vamos a suponer que has escrito una serie de post tan interesantes y útiles para tu audiencia, que se han compartido cientos o miles de veces en las redes.

De repente, todo el mundo se pregunta quién eres y qué es lo que ofreces.

Eso, claro está, no suele suceder con un solo post, pero sí cuando hay una estrategia de contenidos consistente y congruente con tu marca.

Al compartirse, se enlaza a tu sitio, donde la gente puede leer más de tu contenido, de tus servicios, de los cursos o infoproductos que ofreces.

4. Te diferencias del resto

En una gran ciudad como Madrid o Barcelona tendrás centenares de profesionales que ofertan los mismos servicios que tú.

Lo primero, es que si no estás en internet con presencia web será muy difícil que te encuentren y tus opciones se limitan sólo al público offline.

Después, es que si tienes una web, pero tu sitio es sólo una tarjeta de presentación (nombre, teléfono, biografía) y no ofrece valor a los potenciales clientes por medio de sus contenidos, seguirá siendo complicado destacar del resto de los cientos o miles de terapeutas de la lista.

5. Te da autoridad y te posiciona como referente en tu sector

Yo sé que eres un crack en lo que haces.

Sé que eres un profesional que continuamente se forma y capacita.

El blog te proporciona la oportunidad gratuita de divulgar tus conocimientos y de mostrarte como el experto que eres.

Esa oportunidad la tienes también en el mundo offline cuando participas en congresos o escribes artículos para una revista especializada o tienes libros publicados.

La diferencia es que en tu blog queda registrado todo en un mismo sitio y que está accesible a los cibernautas todo el tiempo.

Imagínate, tienes la posibilidad de que personas de todo el mundo puedan ver en tu blog una conferencia que has impartido desde Barcelona.

Esto te otorga mayor visibilidad y va fortaleciendo tu imagen de experto en tu área.

Esa autoridad va creciendo y a su vez redunda en más invitaciones a participar como ponente, obteniendo aún más visibilidad.

Y a medida que tu blog crece en visitas y contenidos, ganas autoridad para los buscadores. Ellos te premiarán subiendo de rango a la hora de mostrar tu web.

6. Fidelizas a tus seguidores 

Un blog te permite, como decíamos en el punto uno, crear una interacción.

Y justo en esa interacción vas creando una relación.

Esto es como a la hora de enamorar a tu pareja. Primero son dos perfectos desconocidos, pero a medida que se van conociendo y cada uno va entregando lo mejor de sí, sube la intensidad y la profundidad de esa relación.

El blog es un elemento que te ayuda a que tus potenciales clientes vayan transitando las diferentes etapas que existen de desconocido a fan.

Déjame decirte que ese proceso no es corto y llevará su tiempo. Como en el amor. 😉

Un blog no puede ser el único elemento en esta estrategia, tenemos que complementar con otras,  como redes sociales, email marketing, sin embargo un blog es la parte medular de una estrategia de Marketing de contenidos y del llamado Inbound Marketing.

Para generar fidelidad en más corto tiempo apuesta por entregar materiales o contenidos de mucho valor para tu audiencia.

Eso te permitirá activar el principio de reciprocidad de Cialdini.

Cialdini  nos dice que las relaciones humanas están basadas en el principio de reciprocidad.

Lo que das es lo que recibes.

Si entregas mucho valor a tus clientes, es lo que recibirás a cambio. 

Ahora sigues tú:

Cuéntame en comentarios si ya tienes un blog y cúal ha sido tu experiencia.
Si aún no lo tienes, dime entonces qué es lo que te ha frenado. Vamos, escríbeme, que me encantará leerte.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

6 comentarios en “Tener o no tener un blog: He ahí el dilema de los emprendedores del bienestar”

  1. Hola Ari

    Es más fácil fidelizar a un cliente que conseguir uno nuevo. Un blog es una de las mejores herramientas para fidelizar clientes si lo vas actualizando con contenidos de calidad.

    Además, sirve para que las personas interesadas en tus servicios vayan viendo tu trayectoria y crecimiento.

    Un abrazo

    • ¡Así es Jerby ! No podría estar más de acuerdo contigo en que es mucho más fácil fidelizar que atraer a nuevos clientes. Yo también veo un blog como una herramienta fenomenal para darte a conocer e irte posicionando. Muchas gracias por pasarte a comentar. ¡Abrazos!

  2. Este post me ha venido muy bien en un momento en el que me cuestionaba la utilidad de alimentar un blog, publicando contenido periódicamente.
    Me ha aclarado y recordado varios puntos para seguir haciéndolo, no ya solamente como una obligación, sino como una acción que revertirá positivamente.

    Gracias 👍🏻

    • Pilar, me alegra mucho que te haya caído en el momento adecuado. La verdad es que gestionar un blog es un trabajo al que hay que dedicarle tiempo, pero creo también que es una forma maravillosa de dar tus dones al mundo y que éstos lleguen a impactar positivamente a más personas. Gracias a ti por pasarte a comentar.

  3. Es una buenísima herramienta, y no solo para los lectores / potenciales clientes, sino para disfrutar tú y dar rienda suelta a tu creatividad 🙂

    Buen artículo guapa, un abrazo <3

    • Gracias Maggie por tu comentario. De verdad que sí, disfruto como enana cada vez que estoy preparando un post. Y cuando ya se publica y recibo comentarios como éste, es ya la guinda del pastel. Gracias guapa, un abrazo.

Deja un comentario