diferencias copywriting y redaccion blog

Conoce las 5+1 diferencias básicas entre copywriting y redacción web

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Hace unos días, llegó a mi bandeja de correo una solicitud de contacto de una coach de nutrición muy linda, quien me decía que necesitaba urgentemente copywriting para su sitio web.  

Al preguntarle para qué páginas de su web necesitaba copywriting, ella respondió:

“ Es que esto del blog se me atora, necesito que alguien me ayude a escribir los post para el blog de mi negocio ”.

Eso no es copywriting, sino redacción digital. 

La verdad, entiendo la confusión. Hay mucha gente, incluso en el mundillo del marketing digital que aún los confunden. 

Podríamos decir que pertenecen a la misma familia, pero creo que es importante aclarar sus diferencias, para que puedas elegir cuál es el profesional más adecuado para ayudarte según lo que necesites en determinado momento de tu negocio.

Lo cual nos lleva al  tema del post de hoy. 

Primero lo primero, empecemos por definirlos: 

 El copywriting se refiere a la escritura de textos persuasivos enfocados a que el usuario realice determinada acción.

 Si estamos hablando del contexto digital, las aplicaciones de la escritura persuasiva  serían: las páginas estáticas de tu web (home, sobre mí, servicios), páginas de ventas, anuncios para  Facebook, Google ads, entre otras.

 Mientras que la redacción digital publicitaria, también llamada marketing de contenidos se refiere a la creación de contenidos digitales para blogs.

Son hermanos, pero muy diferentes (como mi hermano y yo).  Así que a continuación te ennumero lo que a mi parecer son las diferencias principales entre ellos:

 

1. Propósito

El objetivo de ambas disciplinas es totalmente diferente. 

El copywriting se enfoca en atraer, conectar y persuadir para lograr que el usuario pase a la acción. Que se anote  a un webinar, que haga clic en determinada página, que compre un producto o servicio.

La redacción web por el contrario, tiene como objetivo educar, entrener y fidelizar. Convertir al usuario en fan de la marca poco a poco entregándole contenidos de mucho valor.

Eso, claro que puede  reflejarse a mediano plazo en la ventas y posicionamiento de un blog, pero lo normal no es que  un cliente pase a la compra de inmediato a causa de un artículo/post que ha leído. En el medio offline es lo mismo.  

 

cuidar plantitas
Foto de Daria Shetsova de Pexels

Con contenidos de calidad podemos ir llevando a ese prospecto poco a poco hacia la compra.  Es, sin duda,  una estrategia que funciona, pero en el mediano plazo.

2.Campo de utilización

Mientras que el campo número uno del marketing de contenidos digital es el blog, el copywriting se usa en diferentes medios: anuncios, email marketing, páginas web estáticas, cartas de venta y más.

Otro campo dentro del marketing de contenidos es la redacción de lead magnets, donde ofrecemos un contenido gratuito premium a cambio de una suscripción.

Por cierto, yo tengo un Ebook gratuito que puedes descargarte aquí. 

3. Proceso de trabajo

El marketing de contenidos se trabaja en base a un calendario editorial de acuerdo a los objetivos del  negocio.

Supongamos que quieres lanzar un curso online de autoestima en septiembre.

Pues los contenidos de las 4 semanas anteriores al lanzamiento deberían girar en cuanto al tema autoestima, amor propio e ir dando pinceladas del curso que vas a sacar, para ir creando expectación.

Para escribir un post, además de tener claro el calendario editorial, el redactor deberá conocer cosas básicas de tu negocio (objetivos, cliente ideal) y documentarse en el tema para escribir los post que le encargues.

Investigará las keywords adecuadas para que el post posicione, y hasta ahí llega el proceso previo.

Escribir un post de calidad lleva de promedio tres a cuatro horas (según la longitud y complejidad del tema).

Para escribir un buen copy, el copywriter empezará por la investigación de tu negocio, tu competencia, y el cliente ideal.  

Esa investigación puede durar algunos días. 

En ese proceso, tú como cliente también estás implicado.

El copywriter te freirá a preguntas y querrá saberlo todo.

Como un doctor, te pedirá los “análisis clínicos” de tu web y el email marketing  -analíticas de google,  ratios de conversión de tus anuncios, porcentaje de apertura de tus mails, en fin – todo lo que sea necesario para crearte un texto que convierta.  

Nunca un copywriter profesional y serio te podrá hacer el copy de una página de ventas (investigación incluída) en tres horas .

En el caso de un redactor, una vez definido los objetivos de la estrategia de contenidos y el calendario editorial, es posible generar contenidos con cierta rapidez.

copywriting web

4. Costos

La redacción de contenidos comúnmente se cobra por número de palabra, o número de post.

También hay redactores que ofrecen packs mensuales  de contenidos a un costo X, o que ofrecen servicios que incluyen maquetación, imágenes y subida a wordpress.

No voy a dar números aquí, porque el rango de precios suele ser muy variado. según el tipo de contenidos y la profundidad con que se traten.

No es lo mismo redactar un post sobre la cirugía para un balón gástrico y sus implicaciones, que sobre cómo elegir el lipstick adecuado según la temporada.  Lo primero es un contenido que requiere cierto grado de  rigor médico y eso se reflejará en el precio.

En cuanto al copywriting, el copywriter  te dará un precio determinado para cada proyecto que le encargues.

Los encargos de copy nunca se cobran por palabra.

¿Por qué?

Porque sus precios tienen que cubrir también esas horas que dedica a la investigación para encontrar las palabras adecuadas para tu proyecto.

Por otro lado, en el copywriting,  la cantidad de palabras no es tan relevante.  Es simplemente un parámetro.  Es perfectamente posible que  tardes más en escribir un anuncio para Facebook de 150 palabras que un post del blog.  

Lo importante es que esas palabras, ya sean 5 ,  500 o 5, 000 cumplan con su función, que es que el usuario pase a la acción. 

5. Duración del proyecto

El copywriting suele ser un proyecto puntual que  se cierra en un tiempo determinado.

Por ejemplo,  el copy de una web, dependiendo del número de páginas, fichas de producto y la cantidad de texto, es un proyecto que puede durar algunos meses. 

Si el cliente lo considera conveniente y se acuerda en el encargo,  en cierto tiempo pueden hacerse revisiones para realizar ajustes o pequeños cambios para mejorar la conversión  de las páginas y listo.

Entonces,  el copy de esa web queda a punto, y  si el mensaje de marketing de la empresa  no cambia, su utilidad es indefinida. 

En cuanto al marketing de contenidos, lo usual y recomendable es contratar a un redactor a  mediano plazo.

Dos o tres post aislados por aquí y por allá no van a servir de nada, porque se necesita tiempo para probar la estrategia que estamos utilizando y que esos contenidos lleguen a posicionarse en los buscadores.

¿Es más caro el copywriting?

Bueno, es imposible comparar manzanas con peras.

En cuanto a montos, la inversión en copywriting implica cantidades más elevadas, -por el alto número de horas de trabajo que deben dedicarse a un proyecto-; pero si no estás cambiando el copy de tu web cada temporada cual diseñador de modas, es una inversión que se amortizará rápidamente y que harás una vez cada dos o tres  años como mucho.

En el marketing de contenidos, la inversión suele ser mucho menor pero muy constante.

6.Profesionales y especialización

En cuanto al perfil, un copywriter y un redactor tienen en común el que dominan el arte de la escritura, pero lo aplican de forma diferente.

Ambas son profesiones no regladas y pueden venir de campos muy variados como el periodismo, la publicidad, comunicación o de otros mucho más exóticos que aparentemente no tienen nada en común.  

Lo importante aquí es que se tenga una formación y a ser posible, experiencia en su campo.

El copywriter necesitará saber de marketing digital, psicología, ventas y tener una profunda empatía para ponerse en la piel del cliente de su cliente.

El redactor tendrá conocimiento especializado de SEO y la mejor forma de posicionar los contenidos de manera que los buscadores los encuentren.

Existen copywriters que también dan servicios de redacción web, o marketing de contenidos. Yo soy una de ellas.

Sin embargo, no todos los redactores hacen copywriting.

No por que no puedan, sino porque para hacer copywriting se necesita una formación específica.

Como ya comentábamos,arriba,  la técnica de escritura del copywriting es muy diferente, y para dominarla hay que formarse.

Si lo extrapolamos al ámbito médico, es similar a que un doctor precisa de una especialización para hacerse pediatra. 

En el caso de redactores y copywriters, también hay especializaciones.

Hay redactores SEO, copywriter SEO, copywriter web, copywriter creativo y así podría seguir,  pero creo que ya eso da material para otro post.

Conclusión:

El copywriting web y el marketing de contenidos son herramientas que se complementan y que puedes aprovechar para impulsar tu negocio online.

Espero que este post te haya ayudado a identificar mejor qué es lo que necesitas para tu proyecto.

Si tienes dudas, déjamelas en los comentarios. 

Abrazos y hasta el próximo post. 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

1 comentario en “Conoce las 5+1 diferencias básicas entre copywriting y redacción web”

Deja un comentario